La nueva política para América entre 1763 y 1776

Traducci√≥n del art√≠culo ¬ęThe New Policy for America¬Ľ sobre la guerra de los siete a√Īos, escrito por Marjorie Bloy y originalmente publicado en ingl√©s

Estados UnidosPol√≠ticaTraducci√≥n Espa√Īol
10 marzo, 2020 Traducci√≥n sobre Gran Breta√Īa y Estados Unidos
10 marzo, 2020 Traducci√≥n sobre Gran Breta√Īa y Estados Unidos

Traducci√≥n de Ingl√©s a Espa√Īol de un art√≠culo sobre el papel de las colonias de Estados Unidos en la √©poca de la guerra de los siete a√Īos titulado ¬ęThe New Policy for America¬Ľ y publicado originalmente en http://historyhome.co.uk/c-eight/america/newpol.htm

* * *

Durante la Guerra de los Siete A√Īos, el gobierno brit√°nico se mostr√≥ inquieto ante la falta de apoyo de los colonos americanos, por lo que decidi√≥ que era el momento de poner fin a la pseudoindependencia de las colonias. El gobierno de Bute elabor√≥ una nueva propuesta de gobierno para las trece colonias para cumplir ciertos criterios:

  • ayudar a disminuir la deuda nacional brit√°nica que alcanz√≥ los 140 millones de libras esterlinas en 1763
  • permitir una reducci√≥n del impuesto sobre la tierra en Gran Breta√Īa, que era de 4 chelines
  • encontrar un lugar con bajo coste donde mantener al ej√©rcito brit√°nico
  • financiar las Leyes de Navegaci√≥n
  • asegurar la expansi√≥n del imperio

La ¬ędecisi√≥n¬Ľ de mantener el ej√©rcito de forma estable no fue premeditada, sino que surgi√≥ sin m√°s, tuvieron que quedarse en Am√©rica ante el desinter√©s de Gran Breta√Īa por repatriarlos. Los colonos:

  • no tuvieron voz ni voto ante esta situaci√≥n
  • se esperaba que pagaran para mantenerlo
  • no estaban a favor de que se quedaran ante el temor de que usaran las tropas contra ellos

Es comprensible que se opusieran ya que

  • sent√≠an un profundo desagrado y cierto miedo a los ej√©rcitos permanentes
  • la Declaraci√≥n de Derechos (1689) establec√≠a que no deb√≠a haber un ej√©rcito permanente, y, aunque solo afectara al territorio de Gran Breta√Īa, los colonos se consideraban ingleses, por lo que se sent√≠an bajo el amparo de la declaraci√≥n.
  • la deuda colonial era alta y los propios colonos aseguraban que no pod√≠an permitirse conservar y mantener a las fuerzas brit√°nicas.

La Proclamaci√≥n de 1763 fue un acto de prerrogativa real, no un acto legislativo. Se traz√≥ una l√≠nea imaginaria de norte a sur de las monta√Īas Allegheny, prohibiendo la expansi√≥n territorial cruzando esa √°rea. La Proclamaci√≥n ten√≠a como objetivo:

  • evitar el enfrentamiento con el pueblo indio, ya que las tierras les pertenec√≠an
  • impedir que los colonos escaparan del control brit√°nico, lo que desembocar√≠a en una p√©rdida de ingresos y comercio, adem√°s de que les ser√≠a m√°s f√°cil evadir el pago de las deudas que hubieran adquirido con comerciantes brit√°nicos
  • facilitar la defensa de las colonias ante la amenaza extranjera

Se puso en duda la durabilidad de los beneficios brit√°nicos y cu√°l podr√≠a ser la mejor forma de justificarlos. Los colonos no cre√≠an que Francia intentar√≠a recuperar los territorios que hab√≠a perdido, pero Gran Breta√Īa s√≠ lo hac√≠a. En 1763, Francia comenz√≥ a reconstruir su flota, lo que Gran Breta√Īa se tom√≥ como una amenaza. Se rumoreaba que Francia planeaba atacar Terranova y, gracias a la Paz de Par√≠s, mantuvieron los derechos de pesca haci√©ndose con el archipi√©lago de San Pedro y Miquel√≥n, el cual usaron como puerto y podr√≠an haber usado como base donde iniciar su ataque a Canad√°.

Los soldados rasos brit√°nicos ten√≠an como funci√≥n la defensa del imperio, ya que las milicias coloniales hab√≠an demostrado ser poco fiables en la Guerra de los Siete A√Īos. El mal comportamiento de las tropas brit√°nicas provoc√≥ el descontento de los americanos, sumado a los problemas que generaron para encontrar alojamiento y por la confiscaci√≥n de suministros. Todos estos conflictos desembocaron en su rechazo por parte de Am√©rica y en los l√≠mites impuestos por la Proclamaci√≥n de 1763. El ej√©rcito brit√°nico acab√≥ sirviendo como medio para el cumplimiento de la Proclamaci√≥n, enviando a los colonos al este de la l√≠nea territorial.

En 1763, Quebec fue puesto bajo dominio militar. Como parte de los esfuerzos que Gran Breta√Īa realiz√≥ para asegurar la lealtad de la nueva colonia, se permiti√≥ la libertad de culto a los cat√≥licos romanos; se permiti√≥ que los sacerdotes recaudaran impuestos con sus congregaciones; se mantuvo el derecho civil franc√©s; se aplic√≥ el derecho penal brit√°nico, pero con algunas modificaciones, como la falta de Habeas Corpus en Canad√°. Todo qued√≥ estipulado y registrado en la Ley de Quebec de 1774. Los americanos sospechaban de Gran Breta√Īa y de sus intenciones sobre Canad√°:

  • rechazaban a los cat√≥licos romanos. Muchos de los primeros colonos hab√≠an dejado Gran Breta√Īa para escapar del alto anglicanismo y de lo que entonces se percib√≠a como un retorno al catolicismo.
  • Los colonos de Nueva Inglaterra ten√≠an el norte y el oeste del territorio bajo un estado militar
  • y Canad√° no contaba con Habeas Corpus. Esto plante√≥ la cuesti√≥n del mantenimiento de la Carta de Derechos
  • El derecho civil franc√©s se basaba en la autocracia y los colonos pretend√≠an temer que se extendiera a Am√©rica.

Sin embargo, el dinero fue el principal motivo de conflicto entre Gran Breta√Īa y Am√©rica entre 1763 y 1776. En un intento de liquidar la Deuda Nacional, el gobierno brit√°nico aprob√≥ un conjunto de leyes cuyo fin era el de aumentar los impuestos de las colonias.

En 1764 los reglamentos aduaneros se volvieron m√°s restrictivos y duros. Los cargos administrativos locales fueron utilizados como sinecuras. Los hombres que ostentaban estos puestos permanec√≠an en Gran Breta√Īa, cobraban el salario que les correspond√≠a y pagaban a un colono para que realizara el trabajo por ellos. En 1764 la cosa cambi√≥. Se comenz√≥ a enviar a todos los funcionarios que no hac√≠an su trabajo a Am√©rica, donde se les obligaba a hacerlo para que se les pagara y si no ten√≠an que renunciar. El resultado fue una aplicaci√≥n demasiado entusiasta de las Leyes de Navegaci√≥n, lo que deriv√≥ en un gran n√ļmero de colonos que perdieron su empleo. Como a los aduaneros se les pagaba con sus ingresos, las colonias se quedaban sin dinero por lo que les cobraban los nuevos funcionarios, arrebat√°ndoles hasta el √ļltimo centavo que les correspond√≠a.

Ese mismo a√Īo, se reforzaron los Tribunales de Vicealmirantazgo para ayudar a los aduaneros a hacer su trabajo. No ten√≠an jurados, lo que los colonos consideraban una oposici√≥n a la Carta de Derechos. Adem√°s, la carga de la prueba reca√≠a en el acusado que deb√≠a demostrar su inocencia, contradiciendo la ley brit√°nica que establece que el acusado es ¬ęinocente hasta que se demuestra lo contrario¬Ľ. Sin embargo, las mismas reglas se aplicaban en los Tribunales del Vicealmirantazgo brit√°nico, por lo que no hab√≠a discriminaci√≥n contra los colonos e, ir√≥nicamente, tras la independencia, los americanos establecieron sus propios tribunales con los mismos principios.

Debido a que los aduaneros estaban decididos a recaudar tanto dinero como pudieran, la principal forma de sustento de Am√©rica se vio afectada por el gran n√ļmero de barcos embargados y las consiguientes demoras en el comercio.

En 1764, se aprob√≥ la Ley de la Moneda, y con ella lleg√≥ la prohibici√≥n del uso de papel moneda en Estados Unidos, en un intento por afrontar las dificultades que pod√≠an producirse con el tipo de cambio. Los colonos estaban muy contentos de poder usar producto extranjero, pero tuvieron que hacerlo para pagar los derechos de aduana a Gran Breta√Īa. Hubo una salida de moneda bastante fuerte, dejando a los colonos sin medio de intercambio. Nueva Inglaterra y Virginia habr√≠an quebrado en seis meses si hubieran cumplido esa ley.

Como si todo esto no fuera suficiente, en 1764, se aprob√≥ otra ley: La Ley del Az√ļcar, con la que se revis√≥ la Ley de la Melaza de 1733. Redujo a la mitad el impuesto de los seis peniques (6d) de melaza importada a Estados Unidos desde las Indias Occidentales, aunque con la nueva normativa aduanera se asegur√≥ de su pago. Los colonos no hab√≠an pagado el impuesto de seis peniques y tampoco les gustaba el impuesto de tres, afirmaban que solo pod√≠an pagar 1 penique por gal√≥n, medida que sirvi√≥ como medio de recaudaci√≥n y que as√≠ fue proclamada.

La Ley del Az√ļcar marc√≥ el comienzo de la resistencia ante la regulaci√≥n del comercio brit√°nico para aumentar los ingresos. No recaud√≥ los ingresos necesarios para pagar al ej√©rcito o para pagar a los aduaneros, por lo que el gobierno de Grenville impuso esta ley con la Ley del Timbre en 1765. Esta fue otra medida de recaudaci√≥n de ingresos que gravaba todas las licencias, los juegos de cartas y dados, y los documentos y papeles legales. En marzo de 1765, se abri√≥ hueco frente al parlamento, con poca oposici√≥n por parte de los diputados, y consigui√≥ entrar en vigor el 1 de noviembre. La idea de la Ley del Timbre, ya se intent√≥ en 1760 en Nueva York y Massachusetts, y contaba con la ventaja de ser una ley autoimpuesta. Fue tan mal vista en aquel entonces que acab√≥ siendo retirada. Desde 1694, Inglaterra cont√≥ con una Ley del Timbre, es decir, se hab√≠a tratado de la misma manera a los colonos que a los ingleses en Inglaterra.

Los representantes coloniales en Londres se opusieron firmemente a la Ley, pero fueron ignorados. En Am√©rica, las asambleas coloniales aprobaron algunas ¬ędecisiones¬Ľ denunciando la Ley del Timbre, ante lo que se oyeron los primeros gritos de ¬ęNo hay impuestos sin representaci√≥n¬Ľ. Gran Breta√Īa hab√≠a aprobado esta legislaci√≥n bas√°ndose en que los americanos estaban ¬ęparcialmente¬Ľ (o por completo) representados en Westminster por diputados brit√°nicos. La mayor parte de la poblaci√≥n de Gran Breta√Īa no pod√≠a votar, y aunque se consideraba que estaba ¬ęen parte¬Ľ representada por los parlamentarios, no es ninguna locura afirmar que los colonos se encontraban en la misma situaci√≥n. Los colonos denunciaron la idea de la pseudorepresentaci√≥n y afirmaron que, aunque s√≠ pagaran impuestos externos (indirectos), no pagar√≠an impuestos internos (directos); a menos que se designara un representante en Westminster, propuesta que el Gobierno ignor√≥.

En agosto de 1765, estallaron los disturbios de la Ley del Timbre en Boston, la casa del Vicegobernador, Thomas Hutchinson, fue desmantelada por una banda de Boston que cre√≠a que √©l hab√≠a facilitado la promulgaci√≥n de la legislaci√≥n. Fue una tragedia para Hutchinson que, aunque abogaba en p√ļblico por que se obedeciera la ley, en privado trabajaba muy duro para persuadir al gobierno brit√°nico para que derogara la legislaci√≥n. Esta situaci√≥n fue a peor (para Hutchinson y los historiadores), la multitud quem√≥ su biblioteca, destruyendo todos los documentos que Hutchinson se hab√≠a dedicado a recopilar sobre la fundaci√≥n de las colonias.

En octubre de 1765 se celebró en Nueva York el Congreso de la Ley del Timbre. Fue la primera vez que los colonos conseguían trabajar en equipo. En 1754, el gobierno británico convocó el Congreso de Albany en un intento de cooperación colonial ante la amenaza francesa, pero resultó en vano debido a la falta de comunicación. Los delegados acordaron que hasta que se repitiera la Ley del Timbre, las colonias impondrían una restricción de no importación para todo producto británico.

El 1 de noviembre de 1765 todos los puertos de América fueron cerrados por la falta de sellos. Los coleccionistas de sellos habían sido persuadidos de varias maneras para renunciar a sus puestos; incluso llegaron a ser golpeados, cubiertos con alquitrán y plumas para humillarlos. Benjamin Franklin había aceptado un puesto como recaudador de sellos, pero pronto se dio cuenta del error que había cometido.

El 2 de noviembre, los funcionarios coloniales abrieron los puertos ilegalmente, propiciando la no importaci√≥n de productos brit√°nicos. Los ¬ęHijos de la Libertad¬Ľ convirtieron a los leales en v√≠ctimas y la violencia estall√≥ en las colonias. Aunque toda la legislaci√≥n hab√≠a sido aprobada por el ministerio de Grenville, hab√≠a renunciado a su cargo en julio de 1765 y as√≠ el siguiente Primer Ministro, el Marqu√©s de Rockingham, tuvo que hacerse cargo de resolver los problemas que hered√≥.

Conciliación y enfrentamientos con las colonias americanas: 1765-1770

. . .

[Nota del Traductor]

Traducción de un estudio sobre los Estados Unidos

Selma Selvik, historiadora nacida en Estados Unidos es estudiante de Traducci√≥n e interpretaci√≥n y ha sido la encargada de realizar esta traducci√≥n del Ingl√©s al Espa√Īol. Dentro del programa de pr√°cticas de Ibidem Group. Selma participa y realiza traducciones de textos relacionados con la historia, literatura y ciencias sociales de su pa√≠s. Si como Selma, eres de EEUU y quieres venir a estudiar a Espa√Īa, necesitar√°s traducir de forma oficial tus t√≠tulos y diplomas. Cont√°ctanos aqu√≠.

El objetivo de este blog es darle la oportunidad a traductores noveles de enfrentarse a textos de distintas disciplinas. Estas traducciones son gratuitas. Si encuentra alg√ļn error, por favor escr√≠banos. ¬°Muchas gracias por leernos!

 

Valora este artículo

Articulos relacionados


Versi√≥n en Espa√Īol de un art√≠culo sobre la Stamp Act, traducida como Ley del Sello o Ley del Timbre, en tiempos de George III.

Traducci√≥n de un art√≠culo sobre el nacimiento de los Estados Unidos tras la guerra con Gran Breta√Īa y otros pa√≠ses

Traducci√≥n al espa√Īol del art√≠culo de Marjorie Bloy sobre las √©poca Colonial en Estados Unidos