El mantel de los planetas

Traducción de Inglés a Español del Artículo «Planetary Placemats» del profesor Mike Brown sobre Astronomía

astronomiacienciaTraducción Español
29 junio, 2020 Traducción sobre astronmía y la divulgación de conocimiento sobre el sistema solar
29 junio, 2020 Traducción sobre astronmía y la divulgación de conocimiento sobre el sistema solar

¿Cómo explicar astronomía a tu hija? ¿De qué manera puedes hacer comprender la inmensidad del universo o los tamaños de los planetas si las reproducciones sobre astronomía que circulan no son exactas? Ese es el arranque del artículo de Mike Brown que hemos traducido a español y donde desarrolla usando como punto de partida un mantel que regaló a su hija y en el que aparecen los planetas del sistema solar dibujados. El artículo original en inglés «Planetary Placemats » puede leerse en este enlace:http://www.mikebrownsplanets.com/2009/08/planetary-placemats.html

* * *

Esta mañana Lilah ha empezado a preguntar sobre la Navidad. Un mes después de su cuarto cumpleaños, parece natural que empiece a reflexionar al respecto. Como calentamiento, comenzó a intentar recordar los regalos de la Navidad pasada.

«¡Papá! ¡Papá! ¡Me diste esas tijeras para bebés!» ha exclamado, corriendo a su mesita en medio de la cocina y sacando un par de tijeras miniatura de 4 pulgadas, pero bastante afiladas. Las usa casi todos los días, aunque casi las perdimos en un viaje de avión a Seattle este verano cuando las trajimos sin pensarlo en un equipaje de mano. Me sentí aliviado y atónito cuando el inspector de seguridad las sacó, las miró y decidió que podíamos subirlas a bordo.

«Pero papá, ¿dónde está mi mantel?»

¿Mantel? ¿Mantel? ¿Qué mantel? He estado dándole vueltas y vueltas hasta que he recordado, sorprendido, que para gozo propio le compré a Lilah un «Mantel de los Nueve Planetas» de plástico para la Navidad del año pasado que tenía fotos bonitas y datos de los nueve (ejem) planetas. Lo habíamos metido debajo de un montón de manteles individuales en un cajón, pero lo he sacado y Lilah lo ha celebrado.

«¡Los planetas!» Lilah ha exclamado.

«Ugh», he pensado.

Después del tercer aniversario de la degradación de Plutón, he estado pensando mucho en los planetas otra vez (o tal vez debería decir «todavía»). Pero en lugar de preocuparme más por la clasificación de los planetas, que creo que ya está bastante solucionado, me he estado preguntando sobre la gente que simplemente no puede renunciar al concepto de que Plutón tiene que ser un planeta. ¿Por qué están tan unidos al 18.º objeto más grande del sistema solar cuando probablemente ni siquiera pueden nombrar las otras 17 cosas? (pruébalo en casa: ¿puedes nombrarlas, sin buscarlo?).

El mantel individual de Lilah probablemente llevó a casa una parte del problema. La mayoría de la gente no tiene ni idea de cómo es realmente el sistema solar. Ven fotos de planetas o manteles individuales, en las fiambreras, en las paredes de la escuela, pero ninguno consigue la escala del sistema solar ni remotamente correcta. ¿Por qué? Primero: es aburrido. El sistema solar es en su mayoría espacio vacío. ¿Cuánto espacio vacío? Si dibujaras una vista de arriba hacia abajo del sistema solar desde el centro hasta el borde del cinturón de Kuiper, estaría 99,999999 % (eso son 8 nueves, por si estás contando) vacío. Y el 99 % de esa fracción no vacía la ocupa el sol. Hacer un mantel individual con tanto espacio vacío es bastante aburrido (aunque presumiblemente se ahorraría en costes de impresión). Te mostraría aquí cómo se vería, excepto que tendrías que verlo en un monitor de 12.000 píxeles de ancho (unas 10 veces la pantalla típica de un portátil). El sol ocuparía solo un píxel en el centro. No verías nada más. Si hubieras crecido con una imagen del verdadero sistema solar en tu mantel individual, se te perdonaría pensar que el número de planetas era precisamente cero.

Necesitamos un mejor mantel. ¿Cuál es la solución? No hay más remedio que prescindir de intentar representar tanto las distancias entre planetas como los tamaños de los planetas en la misma escala. Puedes hacerlo un poco mejor si empujas el sol casi fuera del marco, mantienes las distancias relativas entre los planetas correctas, y exageras los tamaños de los planetas en un factor de aproximadamente 8000.


(El cinturón de Kuiper con Eris y Plutón y el resto está realmente allí, muy lejos del lado derecho. Intenta entrecerrar los ojos)


Esta solución aún no es un gran mantel. Sigue siendo mayormente espacio vacío, y la mayoría de las cosas son demasiado pequeñas para verlas bien. Si Júpiter va a caber en tu mantel (y ni siquiera hablemos del sol), Mercurio va a ser tan pequeño que solo se verá un pequeño punto (y, de nuevo, ni siquiera hablemos de Plutón, que es la mitad de Mercurio). Si hubieras crecido con este mantelito probablemente tendrías mucho respeto por Júpiter y Saturno y te preguntarías por qué todo el mundo le daba tanta importancia al resto de ellos.

Como fabricante de manteles, hay otro paso que puedes dar manteniendo la integridad científica. Puedes mantener los planetas en el orden correcto, pero renunciar a mostrar sus verdaderas distancias entre sí. Juntar los planetas un poco más permite que todos sean algo más grandes. Ahora incluso puedes ver a Ceres, el asteroide más grande. La banda de pequeños objetos del cinturón de Kuiper comienza a ser visible.

«¡Ay!» grita el honorable fabricante de manteles. «¿Cómo voy a poner cualquier obra de arte en pequeños discos de ese tamaño? ¿Qué hay de los cañones de Marte? ¿Las escarpas de Mercurio? ¿La cara moteada de Plutón?»

Hay una solución, por supuesto. Renunciar a casi todo. Ya has tenido que tirar los espacios relativos correctos entre planetas para hacer el mantel individual más interesante. ¡Ahora también deshazte de los tamaños relativos correctos! Haz que Júpiter y Saturno sean significativamente más pequeños, haz que los diminutos planetas terrestres sean significativamente más grandes. Exagera enormemente el tamaño del insignificante Plutón. Esta es la solución perfecta, y este es el mantel de Lilah.


Encuentro esta solución perfectamente horrible.

Mi objeción aquí no es la inclusión de Plutón como planeta (eso es anacrónicamente bonito, algo así como un «aquí están los dragones» en un mapa viejo), mi objeción es que todo acerca del sistema solar está tan equivocado que por supuesto la gente va a estar confundida. ¿Cómo podrían los astrónomos votar para deshacerse de Plutón cuando está ahí, tan grande como Mercurio, casi tan grande como la propia Tierra?

¿Qué tan malo es? Si tomamos Júpiter para tener el tamaño y escala correctos todo desde allí, Mercurio, Venus, la Tierra y Marte deberían ser 6, 4, 4 y 5 veces más pequeños, respectivamente. Los más pequeños, Mercurio y Marte, son los más exagerados.


Los planetas gigantes son un poco raros. Saturno es en realidad 80 % demasiado pequeño, presumiblemente porque sus anillos ocupan demasiado espacio para ser estéticamente agradable. Urano y Neptuno son 1,2 y 1,5 veces más grandes, respectivamente.

¿Y Plutón? Sigue siendo el renacuajo incluso en este sistema solar, donde su tamaño es exagerado por un factor de 10.

Si creciste con un mantel como este, o un póster de pared en tu clase de tercero de primaria, o una fiambrera que llevabas todos los días, ahora entiendo por qué crees que Plutón aún merece ser un planeta. Es porque tú y yo estamos hablando de sistemas solares completamente diferentes. Incluso yo estaría de acuerdo con el lugar especial de Plutón en el sistema solar del mantel de Lilah. Tristemente, ese sistema solar y el sistema solar real tienen poco en común.


Tengo una solución mejor para los fabricantes de manteles individuales. Mantiene los tamaños relativos de los planetas correctos y mantiene su orden correcto, pero, como todos los anteriores, tiene que prescindir del espacio relativo entre planetas. El truco, sin embargo, es amontonar los planetas uno encima del otro, y ni siquiera mostrar todo el monstruo Júpiter. Puedes meter mucho más en el marco, así.

Hay espacio en este mantel para poner representaciones reales de los planetas. E incluso se pueden ver muchos de los planetas enanos del cinturón de Kuiper. Si miras con atención, puedes ver la elíptica Haumea e incluso podrías identificar algunas otras de tus favoritas.


Imagina un mundo en el que esta fuera la imagen que los niños —¡que los adultos!— tienen del sistema solar. ¿Estaríamos siquiera teniendo conversaciones sobre la planetariedad de Plutón? Me parece bastante improbable. Más bien, hablaríamos de la gran diferencia entre los planetas gigantes y los planetas terrestres, hablaríamos de la banda de asteroides, y hablaríamos del número cada vez mayor de pequeños objetos helados ahí fuera en el mismo borde del sistema solar. En resumen, hablaríamos de ciencia en lugar de definiciones. Pero, de vez en cuando, recordaríamos el viejo sistema solar de nuestra juventud y hablaríamos con nostalgia a nuestros hijos, y diríamos «cuando yo tenía tu edad, Plutón todavía era un planeta» y luego, cuando nuestro hijo levantara la vista con confusión, miraríamos hacia abajo en la esquina del mantel, e intentaríamos señalar el antiguo planeta entre esos muchos objetos y nos daríamos cuenta de que no teníamos ni idea de lo pequeño que era ese punto.

[Nota del Traductor]

Traducción Técnica Astronomía y Ciencia

Elipsis, planetas enanos, satélites, la controversia sobre si Plutón es o no un planeta, los tamaños respecto a la tierra de Mercurio, Júpiter o Marte… y cómo todo el sistema solar puede caber en un mantel infantil: con sus inexactitudes científicas y sus (poco) aciertos para la visión de un astrónomo. Nuestro estudiante de traducción en prácticas Marc Janer ha traducido de inglés a español este artículo científico y divulgativo sobre cómo ve un experto en astronomía lo que los profanos saben del sistema solar. Marc es un gran aficionado a la astronomía y la fotografía y se está especializando en la traducción de artículos científicos sobre astronomía y las novedades en los viajes espaciales: actualidad de la NASA, Agencia Espacial Europea o la SpaceX de Elon Musk. Este artículo ha sido traducido de forma gratuita con fines divulgativos y como parte del programa de formación de traductores de Ibidem Group.

Valora este artículo

Articulos relacionados


Traducción al español del artículo sobre ciencia de datos escrito por Matt Brems

Traducción de inglés al español del artículo «About INGOT» sobre métodos educativos online en Inglaterra y Gales

Traducción de inglés a español sobre el lenguaje LOGO y su aplicación pedagógica basada en el constructivismo piagetiano