Traducción Jurídica

Traducción simple de contratos y otros documentos jurídicos.
Español, Inglés, Francés, Alemán, Italiano, Portugués, Catalán, Ruso, Chino...

Expertos en traducción de contratos y documentos jurídicos

En Ibidem Group somos expertos en Traducciones Jurídicas. Traducimos contratos de compra venta, acuerdos de distribución, compromisos de confidencialidad, demandas judiciales, etc.

Traducción simple de documentos jurídicos de todo tipo.

Y también, en los casos en que sea necesario, Traducción Oficial Jurada sellada y certificada por un Traductor del MAE para garantizar fidelidad y plena vigencia a nivel internacional.

Traductores jurídicos 100% nativos

En Ibidem Group contamos con traductores nativos de Español, Catalán, Gallego, Euskera, Inglés, Francés, Alemán, Italiano, Portugués, Polaco, Rumano, Ruso, Chino y Japonés.

Traductores nativos, especializados en temas jurídicos.

Si lo precisas, podemos incluso hacer revisar el texto final por un abogado profesional nativo (servicio recomendado para procesos judiciales internacionales de gran envergadura).

Expertos en traducciones jurídicas

Contamos con traductores nativos expertos en temas jurídicos.
Traducción de acuerdos, contratos, escrituras, patentes y reclamaciones judiciales.

Acuerdos y contratos

Traducimos contratos jurídicos privados de empresas y particulares: contratos de compraventa, acuerdos comerciales de distribución, condicionados, cuentas anuales, avisos legales, etc.

Traductores especializados

Escrituras notariales

Podemos traducir documentos públicos como certificados de registros (civil y mercantil), escrituras, notas y certificados notariales: escrituras de constitución de empresas, estatutos, actas, poderes, etc.

Reclamaciones judiciales

También traducimos documentación de tribunales y juzgados, tanto demandas judiciales como contestaciones, pruebas documentales, autos, resoluciones y sentencias judiciales.

Traducciones jurídicas más habituales

Ejemplos de contratos y documentos jurídicos que solemos traducir

Contratos de particulares
Contrato de compraventa
Contrato de alquiler
Contrato laboral
Certificados bancarios
Contratos de empresa
Contratos con proveedores
Acuerdos de distribución
Cuentas anuales
Condicionados
Documentos notariales
Escritura de constitución
Estatutos sociales
Poderes notariales
Certificados
Reclamaciones judiciales
Demandas judiciales
Contestación a demandas
Autos y notificaciones
Sentencias judiciales

Compromiso de confidencialidad

Estamos habituados a gestionar y traducir información sensible y en muchos casos confidencial.
Por eso ofrecemos a todos nuestros clientes un Compromiso de Confidencialidad firmado.

Expertos en Traducción Inglés, Francés, Alemán...

Traducciones en Inglés, Francés, Alemán, Catalán, Euskera, Portugués, Italiano, Griego, Sueco,
Holandés, Polaco, Rumano, Árabe, Ruso, Chino, Japonés...
¿Qué idioma hablan tus clientes?

Traducción Jurídica vs. Traducción Jurada

Una traducción jurídica no es lo mismo que una Traducción Jurada
Evita las Traducciones Oficiales Juradas si no son realmente imprescindibles.

Documentos que exigen Traducción Jurada

Si vas a presentar una traducción ante una escuela o universidad, organismo público administrativo, registro, juzgado, o notario, probablemente necesites una Traducción Oficial Jurada.

Las Traducciones Juradas son documentos cuasi notariales, dan fe de la fidelidad de una traducción. Los Traductores Jurados que las realizan están autorizados por el Ministerio (MAE). Todo trámite con la Administración exige que la Traducción sea Jurada.

Infórmate en este enlace sobre Traducciones Oficiales Juradas: documentos, idiomas, precios, proceso, plazos, etc.

+ info sobre traducciones Oficiales Juradas

Traducciones jurídicas simples

La mayoría de traducciones jurídicas son traducciones simples. Se enmarcan aquí todas las traducciones que se realizan dentro del tráfico mercantil, esencialmente acuerdos y contratos entre particulares y/o empresas.

Las traducciones jurídicas simples tienen la misma calidad y validez que las Juradas. Al no requerir firma y sello oficial, son más económicas y se realizan en plazo más breve. Además pueden entregarse en Word por mail ya que no requieren papel firmado y sellado, por lo que son la opción más eficiente.

Si dudas sobre lo que necesitas, consúltanos!