Un toque de clase

Traducción a Español de un documento en Inglés de fantasai explicando por qué es necesario actualizar el Proceso y la Política de Patentes del W3C, el consorcio internacional que genera recomendaciones y estándares que aseguran el crecimiento de la Web a largo plazo.​

procesotraduccion webw3c
5 julio, 2021 Traducción web, actualización de la regulación W3C
5 julio, 2021 Traducción web, actualización de la regulación W3C

Traducción realizada por Jose, traductor experto en traducción de páginas web y blogs a Español, Inglés y Catalán.

Texto original escrito por fantasai, publicado el 19/05/2020 en: https://fantasai.inkedblade.net/weblog/

 

* * *

 

Revisión 2020 del Proceso del W3C

El «W3C Process»es el documento que regula las actividades de estandarización en el W3C. Hace tiempo que es necesario actualizarlo, y durante nuestro último año en el Consejo Asesor del W3C, Florian y yo hemos pasado innumerables horas en el W3C Process Community Group y en el Patents and Standards Interest Group trabajando en una actualización del Proceso y de la Patent Policy que lo acompaña. Los borradores finales se enviaron al AC para su revisión esta primavera. (Los borradores finales de la Política de Patentes están todavía en desarrollo en el PSIG).

La actualización de 2020 representa algunos de los mayores cambios en el proceso del W3C en muchos años. Para ayudar al AC, que votará los cambios, a entender mejor la motivación de estos cambios, así como la naturaleza de los propios cambios propuestos, hemos programado una presentación para la reunión del AC de mayo. Pensé en publicar esos materiales aquí, junto con la parte de la transcripción que explica por qué estamos haciendo esto y cuál fue el pensamiento que guió los cambios propuestos.

Presentación del Proceso 2020

Audio

Transcripción

Diapositivas

Documentos del Proceso 2020

Borrador

Explicador

Diffs

 

Lo que sigue a continuación es la primera parte de la transcripción de la presentación.

* * *

Hola, soy fantasai. Florian y yo vamos a hablar hoy un poco sobre la propuesta de Proceso del W3C para 2020.

Para aquellos que no lo sepan, el Proceso es el documento que rige las actividades de estandarización en el W3C. La actualización propuesta para 2020 representa algunos de los mayores cambios en el Proceso en muchos años. El propósito de esta presentación es ayudar a ustedes, el AC, a entender la motivación detrás de estos cambios, así como la naturaleza de los propios cambios propuestos. La propuesta del Proceso 2020 está siendo revisada de manera informal en el AC, por lo que les rogamos que estudien el material y nos envíen sus preguntas y comentarios para que los consideremos. Una vez finalizado el periodo de comentarios, el 31 de mayo, someteremos el Proceso revisado a la ratificación formal del AC.

Las especificaciones pasan por períodos iniciales de desarrollo y evolución y, a medida que se estabilizan, pasan gradualmente al mantenimiento. El proceso del W3C presenta actualmente deficiencias en ambas fases.

En cuanto al aspecto del desarrollo, uno de los principales problemas es que el proceso actual no puede representar fácilmente el modelo continuo con el que operan ahora muchos equipos de ingeniería de software. La bifurcación de la especificación en recomendaciones instantáneas que representan un conjunto arbitrario de características que superan los requisitos de implementación en un momento dado es un trabajo muy ajetreado para esos ingenieros, y la proliferación de copias aumenta el riesgo de que el resto del material se desincronice con las correcciones de errores.

Para agravar esto, en el aspecto del mantenimiento, cada cambio en una Recomendación requiere una gran maquinaria de procesos que afecta al estado de toda la especificación. La transformación de una simple corrección de errores en una Recomendación requiere tres cambios en el nivel de madurez y las correspondientes publicaciones manuales y esfuerzos de comunicación para el personal del W3C; y al cambiar el estado de toda la especificación, crea confusión sobre la madurez de la misma para sus usuarios.

Es evidente que el actual proceso del W3C no está funcionando tan bien como debería. Lo podemos ver en el número de especificaciones desactualizadas y sin mantenimiento, y en la forma en que el trabajo se desplaza de los Grupos de Trabajo del W3C a otros foros. Algunos proyectos han salido del W3C por completo, otros no se adoptan formalmente en un Grupo de Trabajo hasta que ya se han enviado las implementaciones, demasiado tarde para que se tengan en cuenta los comentarios significativos. Y en muchos grupos en los que se sigue trabajando en el W3C, las especificaciones oficiales que publicamos en el propio sitio web del W3C están desfasadas desde hace años, ya que las versiones activas se publican en otros lugares. Esto crea confusión en cuanto a la publicación a la que deben referirse los implementadores y revisores, y da lugar a problemas de interoperabilidad.

Está claro que tenemos que arreglar el Proceso. Pero al hacerlo, también queremos asegurarnos de no perder las cualidades que lo hacen valioso en primer lugar.

El objetivo del W3C es desarrollar especificaciones bien pensadas, implementables y relevantes. Valoramos una amplia revisión, la experiencia en la implementación, el consenso y la concesión de licencias libres de derechos como medios para alcanzar ese fin. El papel del Proceso, en última instancia, es asegurar que estos valores se incorporen profundamente en la práctica de desarrollo de estándares del W3C; existe por la única razón de proporcionar un marco repetible para esto.

También es importante señalar que la comunidad del W3C es muy diversa. El proceso debe dar cabida a una gran variedad de empresas e industrias, y solicitar la excelencia tanto de los expertos en normas con experiencia en grupos de trabajo bien establecidos, como de los nuevos participantes y las comunidades que acaban de empezar. Para ser un marco coherente y de apoyo, el proceso necesita tanto flexibilidad como una estructura formal. No podemos seguir exigiendo a los Grupos de Trabajo que se ajusten a un proceso que no se adapta a su realidad operativa. Pero tampoco podemos eliminar todo el formalismo en favor de expectativas culturales informales y esperar que eso funcione.

Como le gusta decir a Tim Berners-Lee, el Proceso es una herramienta. Si no es útil, hay que ajustarlo. Así que en 2020, vamos a ajustar el Proceso.

Nuestros objetivos al ajustar esta herramienta son:

  • permitir el desarrollo continuo de las especificaciones para que puedan evolucionar en sincronía con sus respectivas
  • implementaciones
  • simplificar el mantenimiento de las Recomendaciones del W3C existentes y futuras
  • conseguir compromisos de patentes para proteger a las implantaciones pioneras que cumplan nuestros requisitos de experiencia de implantación (así como a las que vengan después)
  • reducir los gastos burocráticos innecesarios
  • continuar con el compromiso del W3C de realizar una amplia revisión y consenso

Para cumplir estos objetivos, adoptamos los siguientes principios de diseño:

En primer lugar, el contenido normativo de una Recomendación del W3C debe seguir cumpliendo los mismos requisitos que actualmente. No proponemos reducir la propuesta de valor de una Recomendación. Debe seguir satisfaciendo los requisitos actuales de revisión amplia, revisión del AC, experiencia de implementación y aprobación del Director.

En segundo lugar, resolvimos realizar mejoras en la actual vía de recomendación del W3C para las especificaciones normativas, y no crear una vía paralela que cumpliera el mismo propósito pero con requisitos y procedimientos de proceso diferentes.

En tercer lugar, queremos permitir que los Grupos de Trabajo mantengan de forma consistente su objetivo de implementación como su especificación publicada oficialmente en w3.org, de forma que los Borradores del Editor fuera del sitio ya no sean necesarios en un papel de cara al público. Si no permitimos esto en términos prácticos, habremos fracasado como organización de estándares: nuestro propósito es publicar estándares relevantes, si lo que publicamos en nuestro propio sitio web no es relevante, ¿qué estamos haciendo?

En cuarto lugar, queremos asegurarnos de que la «revisión amplia», tal y como se exige en el Proceso, invite a participar a la comunidad en general, no sólo a los expertos internos. Mucha gente se refiere a la revisión por parte de grupos de trabajo horizontales como el de Internacionalización y el TAG como «revisión amplia»; pero esto es sólo *parte* de la revisión amplia. La revisión amplia también incluye al público en general; por eso el W3C siempre ha publicado su trabajo en curso de forma gratuita en la web. Si los materiales de revisión relevantes sólo están disponibles en las profundidades de un repositorio GitHub, están efectivamente ocultos, y no recibirán una revisión verdaderamente amplia. Por lo tanto, el Proceso 2020 intenta asegurar que el nuevo material pueda ser publicado *para* una amplia revisión, no sólo después de una «amplia revisión».

En quinto lugar, queremos proteger las patentes de las primeras implementaciones y de las especificaciones desarrolladas continuamente. Muchas especificaciones del W3C describen tecnologías complejas con extremo detalle, y el perfeccionamiento de estos detalles tiene lugar en la fase de Recomendación Candidata, durante la cual invitamos a las implementaciones a que nos ayuden a resolverlas y a demostrar la calidad de la especificación. Queremos que estas implementaciones tengan la misma protección que las implementaciones posteriores que llegan después de que una especificación haya sido ratificada como Recomendación.

Por último, pretendemos mejorar el Proceso existente, no reescribir uno desde cero. El Proceso del W3C nos ha servido bien en muchos aspectos durante más de un cuarto de siglo; no queremos perder los aspectos positivos del Proceso existente que tenemos para arreglar sus deficiencias. Reformar el Proceso en lugar de sustituirlo reduce el riesgo de regresiones, y también hace que la transición al nuevo Proceso sea mucho más fácil. Todos los cambios que proponemos aquí son aditivos e independientes: El Proceso 2020 reduce la fricción en muchos procedimientos y hace posible algunas cosas nuevas, pero las formas de trabajar existentes seguirán siendo válidas.

Espero que esto les ayude a entender por qué es necesario cambiar el Proceso y la Política de Patentes, y por qué proponemos los cambios específicos que proponemos. Y ahora cedo la palabra a mi infatigable coeditor, Florian Rivoal, para que explique los cambios de este paquete de reformas.

Continuar a la parte II de Florian

Valora este artículo